1. BIOGRAFÍA DEL AUTOR.


John Dewey (1859-1952) nació el 20 de Octubre en la ciudad de Burlington en el Estado de Vermont [1], Nueva Inglaterra en cuya universidad estudió Filosofía y se graduó. Dos años después Lincoln fue elegido presidente y comenzóla Guerrade Secesión, que se prolongaría hasta el año 1865.El padre, un almacenero que tenía por entonces unos cuarenta y seis años, liquidó el negocio y se alistó voluntariamente. La impresión que la guerra causó en el pequeño John, tercero de sus cuatro hermanos, sería una referencia para sus posteriores reflexiones en torno a la violencia.
Su madre, una pietista de veinte años más joven que el marido, alquilaba habitaciones de su casa, que era demasiado grande, a estudiantes de la universidad [2].
En 1875 Dewey ingresará en la universidad y en el 1879.Se graduará. Una vez licenciado, trabajará tres años como profesor de secundaria.
Posteriormente se matriculó también enla Universidadde John Hopkins, de Baltimore, donde tuvo como maestro al hegeliano George Sylvester Morris y al fundador de la psicología de la era evolutiva G.Stanley Hallc [3], así pues obtuvo el doctorado en Filosofía en el año 1884 haciéndose así filósofo y adhiriéndose al pragmatismo.
Sus primeras reflexiones acerca de la educación comienzan a desarrollarse bajo influencias que van desde Hegel pasando por Peirce hasta llegar a Darwin. A John Dewey, estos tres autores le aportaron bastante a la vez que le influenciaron en su formación, por lo que podríamos decir en primer lugar que Hegel influencio a Dewey sobretodo en la parte de los caracteres filosóficamente más importantes de su planteamiento, es decir, mientras que para Hegel todo es racionalidad absoluta, necesidad y certidumbre para Dewey el todo muestra caracteres de incertidumbre y error, de precariedad y riesgo, y la razón no es más que un medio para alcanzar una situación de mayor estabilidad y seguridad.

En segundo lugar, Peirce influenció a Dewey en un aspecto y éste es el de aprender a analizar el significado de una idea en términos de consecuencias prácticas diferenciales consiguientes a su aplicación. En tercer y último lugar, John Dewey tomó de Darwin el modelo biológico que le permitió asimilar todos los “problemas” reales a una falta de ajuste entre organismo y ambiente, incluyendo también el positivismo y el conductismo.
Si seguimos relatando su trayectoria tanto personal como profesional diríamos que John Dewey fue contratado y enseñó Filosofía en la Universidadde Michigan siendo también director del Departamento de Filosofía, a la vez que iba elaborando su propio pensamiento. En este proceso, tuvo la influencia de G.H Mead y su teoría de las relaciones entre el individuo y la sociedad y del pragmatismo de W.James recogido en la obra Principios de Psicología del año 1890. A partir, sobre todo, de estas influencias elaboró con influencia de Peirce una filosofía general del conocimiento, de la certeza y de la verdad, a la que se le ha dado el nombre de instrumentalismo [4],que es una forma de pragmatismo, ya que es para resolver problemas de situaciones reales de nuestra existencia [5].

John Dewey, era muy querido por sus alumnos, a los que tomaba muy en serio y con quienes se mostraba cortés en clase evitando imponerles sus propios puntos de vista. En 1886 se casa con Alice Chipman, que luego sería la primera directora dela Escuela Laboratorio dela Universidad de Chicago. Durante su estancia en Michigan tuvo tres hijos [6].
Fue por estos tres años cuando saltó de la metafísica ética y de ahí a su interés por la política y las teorías sobre la democracia, un paso en el que Alice tuvo una enorme influencia. Así pues, el cruce entre lo filosófico, lo educativo y lo político es lo que constituye el rasgo más característico de la obra de John Dewey, tanto la filosofía como la educación no pueden desligarse la una de la otra y según Dewey la democracia es el nombre de ese proceso permanente de liberación de la inteligencia [7].
Respecto a la educación, Dewey la definía como un instrumento de transformación de la acción social y un método fundamental del progreso donde el maestro al enseñar no solo educa individuos, sino que contribuye a formar una vida social justa. Esta concepción del concepto de educación, dominó gran parte del pensamiento pedagógico y hoy en día el conocimiento de su teoría pedagógica es indispensable para la reflexión sobre los problemas educativos. Así pues, las críticas de John Dewey a la escuela tradicional dieron lugar a la propuesta de una nueva forma de hacer, de un nuevo método que se fundamentó en la experiencia y en la acción y cuya finalidad estuvo encaminada a la formación de ciudadanos aptos para la vida en democracia.
En medio de toda esta trayectoria, a la familia Dewey le ocurre un suceso inesperado en el que muere uno de sus hijos, Morris, de dos años y medio, en Italia durante un viaje familiar.
En el año 1896 con el apoyo de la Universidad , con la cooperación de un grupo de padres, dieciséis niños y dos profesoras, abre sus puertas la Escuela Laboratorio dela Universidad de Chicago (pronto conocida comola Escuela Dewey obviamente con un enfoque innovador) materializándose así una idea que Dewey había llevado consigo a esta ciudad desde Michigan.
En el año 1902 es contratado porla Universidad de Chicago y nombrado director dela Escuela de Educación de la propia universidad, donde impartió clases de Filosofía, Psicología y Pedagogía. Era profesor y director de los departamentos de estas respectivas ciencias. Chicago fue una ciudad que le atrajo mucho debido a que encontró en ella un prometedor clima de reforma social y política.
En 1904 debido a problemas burocráticos, Alice Chipman se vió separada de la dirección de la Escuela Laboratorio y Dewey dejó su cargo en la Universidad de Chicago y pasó al Teachers College de la Universidad de Columbia, en Nueva York donde permaneció hasta su jubilación en el año 1922.Pero antes de incorporarse a su nuevo puesto, el matrimonio realiza un nuevo viaje a Europa, en el que fallece otro de sus hijos, esta vez fue Gordon, de ocho años. Así pues cuando la familia se reencuentra en Venecia, adoptan a Sabino, un niño italiano de la misma edad que el fallecido. Los Dewey, especialmente Alice, nunca se recuperaron de la muerte de Gordon.
En el año 1905, Dewey es elegido presidente de la American Philosophical Society y en 1906provoca un cierto alboroto por refugiar en su casa al revolucionario Máximo Gorki, rechazado por los hoteles. Durante esos años de activo formador social desempeñó un papel fundamental en la fundación dela Asociación Nacional para el Avance dela Gente de Color y participó activamente con Alice, en las luchas a favor de la igualdad educativa de la mujer y el sufragio femenino.
En 1915 funda y preside la Asociación Americana de Profesores Universitarios y en 1916, el mismo año en que publica “Democracy and Education”, una de sus obras más importantes, famosas y fundamentales, es nombrado miembro de honor del primer movimiento sindical de los maestros neoyorkinos.
Durante los diez años en que más viajes realizó, es decir entre 1918 y 1928 (un año después de la muerte de Alice Chipman) publicó una docena de libros, además de múltiples artículos y otras colaboraciones.
En el año 1930 Dewey visita Francia, donde es nombrado doctor honoris causa por la Universidad de La Sorbona. Como se había dicho anteriormente, John Dewey se retira de la docencia activa en 1922, aunque sigue como profesor de la Universidad de Columbia. En 1929, a los setenta años de edad, había comenzado una nueva etapa de compromiso político al formar parte dela Liga parala Acción Política Independiente y presidir el Peoples Loby.
En 1937 preside la comisión investigadora de los cargos contra Trotsky, al que declaran inocente. En 1938, con casi ochenta años publica dos obras más, “Logic” y “Experiencie and Education”, así pues entre 1939 y 1941 publicará cuatro obras más. En 1946, a los ochenta y seis años, contrae matrimonio con Roberta L.Grant y recibe el doctorado honoris causa porla Universidad de Oslo [8].
John Dewey patrocinó siempre la causa de las ciencias del hombre (psicología, sociología, antropología, etcétera) pero poniendo al mismo tiempo en guardia a los educadores contra la tentación de trasponer mecánicamente al campo educativo resultados científicos particulares. También Dewey polemizaba contra el abuso de las mediciones de la inteligencia y de otras características de la personalidad sobre las cuales algunos querrían fundar nuevas jerarquías sociales.
Habría que nombrar, como último autor a Willian Hears Kilpatrick, nacido en 1871 en White Plains, Georgia. Dicho autor, fue el pedagogo que realizó el mayor esfuerzo para que el nuevo tipo de educación, más centrada en el profesor que en el alumno y tal como se articulaba filosóficamente en el riguroso pensamiento de Dewey, pudiera difundirse y desarrollarse con la ayuda de indicaciones metodológicas [9].
John Dewey, en ningún momento de su vida dejó de combatir en defensa de la democracia, la justicia y la igualdad entra las razas y las clases sociales, ejerciendo la gran autoridad moral que había adquirido.
Finalmente en el año 1952 muere John Dewey a los noventa y tres años en Nueva York, el 1 de Junio. Sus libros han sido traducidos además de al español, al árabe, sueco, chino, francés, checo, danés, italiano, hebreo, portugués, turco, húngaro, japonés... [10].
2.PRINCIPALES OBRAS DEL AUTOR
Las obras más importantes de John Dewey sobre la pedagogía son tres: Mi credo pedagógico (1867), Escuela y sociedad (1899) y Democracia y educación (1916) [11]. Pero escribió muchas más.
“Mi credo pedagógico” (1867), en este libro Dewey considera que la educación tiene su punto de partida en los procesos psicológicos y sociales que rodean al niño. Un trabajo que aunque breve tuvo una enorme influencia en su época. Se trata de una declaración de principios acerca de las creencias educativas que, desarrolladas a lo largo de su vida con argumentos más elaborados, marcarían el resto de su vida [12]. En el libro formula cinco artículos titulados:

Artículo 1º:
Toda educación procede por la participación del individuo en la conciencia social de la raza. Este proceso comienza inconscientemente casi desde el nacimiento, y está continuamente formando las capacidades del individuo, saturando su conciencia formando sus hábitos, educando sus ideas y despertando sus sentimientos y emociones.(…) La única educación verdadera se realiza estimulando la capacidad del niño por las exigencias de las situaciones sociales en que se halla” [13].

Artículo 2º: Lo que es la escuela.

"La escuela es, primariamente, una institución social. Siendo la educación un proceso social, la escuela es simplemente aquella forma de vida en comunidad en la que se han concentrado todos los medios más eficaces para llevar al niño a participar en los recursos heredados de la raza y a utilizar sus propias capacidades para fines sociales” [14].

Artículo 3º:Las materias de enseñanza
“Las materias del programa escolar han de marcar una diferenciación gradual partiendo de la primitiva unidad inconsciente de la vida social” [15].
Artículo 4º: La naturaleza del método

“La cuestión del método se puede reducir en último término a la cuestión del orden de desarrollo de las capacidades e intereses del niño. La ley para presentar y tratar las materias es la ley implícita en la propia naturaleza del niño” [16].
Artículo 5º: La escuela y el progreso social

“La educación es el método fundamental del progreso y de la reforma sociales” [17].
“Escuela y sociedad (1899)” se compone de una serie de conferencias donde Dewey expone sus experiencias en la pequeña escuela experimental que fundó en 1896, en Chicago, que se llamo “Escuela Laboratorio” o “Escuela de Dewey” [18].“En escuela y sociedad, Dewey subraya la importancia que tiene incluso desde el punto de vista educativo las transformaciones tecnológicas y la llamada “revolución industrial” (…)
“Democracia y educación”es también uno de sus escritos filosóficos más y su trabajo pedagógico más importante [19] y, probablemente el libro sobre educación más completo que se haya escrito en el siglo. Es difícil de encontrar un problema educativo actual que no esté preludiado en esta obra de 1916 y para el que la misma no de alguna respuesta imprescindible [20]. En el parte de las ideas de la sociedad democrática para aplicarlas a los problemas de la obra educativa: sus objetivos, métodos… “Una valoración crítica de las teorías del conocimiento y del desarrollo moral que fueron formuladas en condiciones sociales anteriores democráticas pero que ahora dificultan la realización del ideal democrático" [21].
Cómo pensamos”(1910) es un breve tratado de lógica “instrumentista” que escribió teniendo en cuenta sobre todo sus aplicaciones pedagógicas [22]. Es la obra clave donde, con el mismo rigor científico que propone para el trabajo escolar, expone y desarrolla algunos principios que fundamentan su propuesta pedagógica, como el pensamiento reflexivo. El aprender cómo aprender a pensar o el método sistemático. En él se basan por ejemplo los planteamientos de Schon referidas al profesional reflexivo [23].
Las obras más propiamente de carácter filosófico son la obras de su madurez: La experiencia y la naturaleza(1925), La busca de la certeza (1930) y Lógica y teoría de la investigación (1938).

3. PENSAMIENTO PEDAGÓGICO


John Dewey fue uno de los mayores representantes de la psicología experimental en la pedagogía. Realizó de una propuesta pedagógica que tuvo una gran trascendencia en la posterior historia de la pedagogía y dicha pedagogía se sustentaba en tres pilares que van a estar presentes durante toda su trayectoria: filosofía, política y educación. Ese cruce indisociable de lo filosófico, lo educativo y lo político es precisamente lo que constituye el rasgo más característico de la obra de Dewey.
Dewey se formó como filósofo y enseguida se adhirió a una corriente llamada pragmatismo, en la cual compartió protagonismo con G.H. Mead y W. James. Estos autores fueron la base para la elaboración de una filosofía general del conocimiento, certeza y verdad a la que se dio el nombre de “instrumentalismo”, ya que ponían en evidencia el valor instrumental del pensamiento para resolver situaciones problemáticas reales. Esta teoría general es una de las bases de su propuesta pedagógica.

3.1. Explicación del método Dewey


Esta propuesta pedagógica desarrollada por Dewey, tenía unos rasgos fundamentales, en los cuales nos basaremos para explicar todo su método:
Desde un punto de vista epistemológico Dewey considera que los conceptos en los que se formulan las creencias son construcciones humanas meramente provisionales, pues tienen una función instrumental y están relacionados con la acción y la adaptación al medio.
Dewey critica el enfoque clásico sobre el conocimiento y lo contrapone a su perspectiva experimental y científica.
El principal elemento que se relaciona con la teoría del conocimiento de Dewey, y probablemente el más importante de toda su filosofía, es el concepto de experiencia.
Dewey propone una visión dinámica del concepto de experiencia: para él la experiencia es un intercambio entre el ser vivo con su medio ambiente físico y social y no una mera cuestión de conocimiento. Además la experiencia implica una sucesión de acciones y afecciones, y, por tanto no puede referirse simplemente a algo subjetivo.
La experiencia para Dewey está basada en conexiones y continuidades e implica procesos de reflexión e inferencia; experiencia y pensamiento son dos términos que van ligados.
En cuanto a la antropología Deweyana, podemos decir que ésta refleja la influencia del evolucionismo darwiniano, lo que le lleva a tener una concepción enteramente dinámica de la persona y ésta niega todo tipo de dualismos (cuerpo y mente; naturaleza y sociedad).
Dewey propone una reconstrucción de las prácticas morales y sociales, y de las creencias, mediante la aplicación de métodos científicos y su conocimiento crítico.
También cree conveniente la aplicación de las ciencias empíricas en problemas éticos, sociales y políticos.
Todo esto nos lleva a exponer su pensamiento social y político:
Mantiene una posición crítica respecto de la sociedad industrial, pero mantiene una distancia enorme respecto del marxismo. Critica la sociedad industrial porque reduce a las personas a un estado de aquiescencia pasiva con respecto a las rutinas externas y esta es la actitud contraria a la que debería promover la democracia, que es la postura que él defiende. Dice este autor que la democracia no es sólo un asunto institucional sino una forma de vida asociada que se construye con la colaboración activa de todos. Esto implica un ideal moral que entronca la construcción democrática con la dimensión ética. Las personas deben poder determinar inteligentemente sus objetivos participando, a la vez, libremente y en pie de igualdad en la realización de un asunto común.
Por tanto, hablar de supuestos filosóficos de Dewey y hablar de su propuesta pedagógica llega a ser casi la misma cosa.
La educación progresiva propuesta por Dewey debemos contraponerla a la concepción educativa tradicionalista, basada en el ejercicio de las facultades, en la disciplina moral y mental y en un método de instrucción autoritario. Por ello Dewey rechaza ciertas doctrinas pedagógicas como: la perspectiva de considerar a los niños como candidatos a adultos, la idea de que el progreso y el conocimiento son contemplados como aproximaciones a un objetivo invariable, la educación como adiestramiento de las facultades, la educación como formación…
3.2.Conceptos básicos de la Pedagogía
Dewey estuvo profundamente interesado en la reforma de la teoría y de la práctica educativa. Contrastó sus principios educativos en la escuela laboratorio de carácter experimental, denominada Escuela Dewey, instituida en la Universidad de Chicago en 1896. Los principios educativos proponían el aprendizaje a través de actividades de diferente índole más que por medio de los contenidos curriculares establecidos y se oponían a los métodos autoritarios. Dewey pensaba que lo ofrecido por el sistema educativo de su época no proporcionaba a los ciudadanos una preparación adecuada para la vida en una sociedad democrática. Consideraba además, que la educación no debía ser meramente una preparación para la vida futura, sino que debía proporcionar y tener pleno sentido en su mismo desarrollo y realización. Su trabajo y sus escritos influyeron significativamente en los profundos cambios experimentados en la pedagogía de Estados Unidos en los inicios del siglo XX, manifestados en el cambio del énfasis de lo institucional y burocratizado a la realidad personal del alumno. Criticó la educación que enfatizaba tanto la diversión relajada de los estudiantes, como el mantenerles entretenidos sin más, así como la orientación exclusiva hacia el mundo profesional.
Como filósofo, Dewey subrayó todo lo práctico, esforzándose en demostrar cómo las ideas filosóficas pueden actuar en los asuntos de la vida diaria. Su planteamiento lógico y filosófico era de cambio permanente, adaptándose a las necesidades y a las circunstancias concretas. El proceso de pensamiento en su filosofía es un medio de planificar la acción y de superar los obstáculos entre lo que hay y lo que se proyecta. La verdad es una idea que ha penetrado en la experiencia práctica.
Como ya hemos dicho, aunque compartió el pragmatismo con G.H. Mead y W. James, sus primeras reflexiones acerca de educación comienzan a desarrollarse bajo otras influencias que van desde Hegel a Darwin.
Dewey concibe la escuela como un espacio de producción y reflexión de experiencias relevantes de la vida social que permite el desarrollo de una ciudadanía plena.
Para Dewey filosofía y educación no pueden desligarse la una de la otra. La filosofía para Dewey era concebida como un medio de ajuste social, un método para descubrir, y a la vez un instrumento para interpretar, los conflictos sociales y la educación es el laboratorio de comprobación de las hipótesis que la filosofía va trazando.la educación es vida y la indisolubilidad de la vida y la educación constituye el propósito de la filosofía, cuyo objetivo es enjuiciar los hechos constatados, proporcionando interpretación y crítica.
El recién nacido es una animal que tendrá que aprender atribuyendo sentido a sus experiencias. La experiencia es lo que hace posible una educación que ayude a los seres humanos a crear significados colectivos, y toda experiencia implica pensamiento; no es sólo verificación sensorial, sino percepción consciente de las relaciones de reciprocidad entre individuo y entorno. En la continuidad entre naturaleza y experiencia humana radica la fe democrática de Dewey y sus recomendaciones educativas.
La inteligencia humana constituye el recurso del que nuestra especie está dotada para asegurar su supervivencia, de ahí que sea siempre social, y no un atributo individual. Como su función específica es dirigir nuestros modos de comportamiento, nunca alcanza una forma definitiva y su desarrollo permanente se cumple en interacciones sociales que se realizan a través de la comunicación.
De estos supuestos se derivarán importantes consecuencias socioeducativas: la educación es un proceso inacabado y las actividades son los elementos centrales de aprendizaje escolar .A su vez, puesto que el aprendizaje es una función social, aparece siempre ligada a los objetivos de la propia sociedad .En consecuencia, la educación en sí misma es una forma de acción política cuya mayor o menor legitimación dependerá del partido que tome por un determinado orden social.
Aquí es donde entra en juego la democracia, que Dewey siempre considerará una forma de vida, y no un régimen de gobierno. La democracia es el nombre de ese proceso permanente de liberación de la inteligencia. La construcción de la democracia sólo puede lograrse desde la educación, por tanto, es necesario que los sistemas educativos sean democráticos. Para que la educación pueda formar demócratas y ser crítica ante la sociedad, la praxis educadora habrá de fundarse en la razón y los métodos científicos.
En este punto es donde política y educación funden su identidad, consistente en dotar de dirección racional a los asuntos sociales. Esta teoría del conocimiento justifica para Dewey tanto la política democrática como la educación de la cual depende esa política.

Aunque la vida y la educación no pueden darse una sin la otra, la educación abonada a la casualidad sólo consigue consolidar las relaciones de clase existentes y reproducir los intereses sociales dominantes. Por ello esa educación “funcional” debe ser complementada por otra educación “intencional” en que la competencia educativa se delega en las escuelas. Estas instituciones serán las únicas capaces de asegurar los intereses democráticos, es decir, programar procesos experienciales continuados que posibiliten la formación en el seno de las comunidades sociales.
La constante reorganización o reconstrucción de la experiencia constituye la educación y el fundamento de su teoría de la escuela, concebida como “agencia democrática de la formación”. Toda experiencia es un movimiento continuo; pero para que desemboque en el crecimiento ha de estar orientada. Si la continuidad es un primer criterio de significatividad de la experiencia, el segundo es el de la interacción entre condiciones subjetivas y objetivas o ambientales. La escuela ha de consistir en un ambiente organizado en el que se fortalezcan las experiencias valiosas y se haga posible a la vez la continuidad de las experiencias de los alumnos y su aportación a la reconstrucción de la sociedad.
Hacer posible esta preparación para la vida en una comunidad democrática requiere esbozar un programa educativo que se basará en dos ideas fundamentales:
A. La escuela ha de construir un entorno especial en el que puedan llevarse a cabo experiencias ejemplares de la vida social.
B. La formación democrática requiere enfrentar al individuo con unos contenidos específicos.

A partir de estos presupuestos la vida en la escuela se basará sobre todo en el intercambio de experiencias mediante la comunicación entre los individuos, porque la comprensión del mundo emerge de la experiencia, la cual cobra significado a través del lenguaje.

Según Dewey la educación intencional o institucional tiene tres etapas:
Primera etapa:Donde las materias de enseñanza se manifiestan en la familiaridad y el trato con las cosas que aportan ya los niños a la escuela.
Segunda etapa:Esa base material se ampliará y profundizará mediante el saber transmitido.
Tercera etapa:Refundición de lo ampliado en un conjunto ordenado racional y lógicamente.
Estas tres fases, sin embargo, sólo satisfarían las necesidades individuales, pero no las sociales, y el plan de estudios ha de ser elaborado con el fin de corregir la vida social.
Ello conduce a incluir en primer lugar lo absolutamente necesario; lo relacionado con las experiencias en las que participan los grupos sociales más numerosos, dejando los detalles para después.
Según Dewey la escuela democrática requiere la modificación completa de todos los presupuestos estructurales que codeterminan esa relación de dependencia entre la Administración y los enseñantes y por tanto entre éstos y los alumnos.

3.3. Aportaciones Metodológicas


Como ya hemos indicado Dewey fue un gran teórico de la educación. Pretendía formular sobre bases enteramente nuevas una propuesta pedagógica en oposición a la escuela antigua y tradicional, y todo ello acorde con el avance psicopedagógico de su tiempo. Para llevar a cabo esta labor, Dewey pensaba que la nueva educación tenía que superar a la tradicional no sólo en los fundamentos del discurso, sino también en la propia práctica.
Sin embargo, la obra de Dewey no tiene una orientación fundamentalmente didáctica o metodológica como la de Decroly o Freinet. No existe, en rigor, un método Dewey, ya acabado y codificado para ser aplicado o adaptado. Cuando Dewey habla de método, de la materia de estudio y del proceso de enseñanza- aprendizaje, lo hace en un nivel discusivo muy alto e incluso abstracto, lo cual llega a veces a decepcionar a los educadores que se acercan a su obra.
En realidad, Dewey no piensa que no existan métodos cerrados y envasados de una manera completa para ser transferidos a la praxis escolar.
De todas maneras, Dewey confía en el desarrollo de la ciencia y en la contribución de ésta para la mejora de la vida humana. Esta actitud general se refleja también en el ámbito pedagógico. Ve como necesario la construcción de una ciencia para la educación, pero esta ciencia no puede suministrar un repertorio de reglas para la práctica escolar.
Dewey estima que la praxis educativa implica un manejo inteligente de los asuntos y esto supone una apertura a la deliberación del educador en relación con su concreta relación educativa y con las consecuencias que se pueden derivar de los diferentes cursos de acción.
Dewey distingue entre un método individual y un método general.
El método general supone una acción inteligente dirigida por fines, en la cual se tienen en cuenta como por ejemplo en la actividad artística, el pasado, la tradición y los instrumentos o técnicas que han contribuido al desarrollo de esa actividad. Al igual que en otros casos del arte o la medicina, la educación ha de trabajar con un método general, pero éste no equivale a un conjunto de reglas técnicas o prescriptivas. El método individual, en cambio, se refiere a la actuación singular entre educador y educando. El maestro desarrolla su labor ponderando las diferentes alternativas que se presentan y para ello se sirve del pensamiento reflexivo.
Esta gestión reflexiva e inteligente del método científico debe de estar guiada por la sabia del método científico. Por eso, Dewey considera que el método educativo debe derivarse del método científico, con todas las adaptaciones que sean necesarias. En este sentido amplio existe un “método Dewey” , el llamado “método del problema”, que consiste en un proceso secuenciado mediante el cual se plantea el aprendizaje como una actividad de investigación, llevada a cabo por grupos de alumnos bajo la tutela y orientación de un educador . Con este método, el cual es, para Dewey el método de pensar humano, el método de aprendizaje pasa a ser un capítulo del método general de investigación. La propuesta metodológica de Dewey tiene cinco fases:
1ª Fase: Consideración de alguna experiencia actual y real del niño, en el ámbito de su vida familiar o comunitaria.
2ª Fase: Identificación del algún problema o dificultad suscitados a partir de esa experiencia; es decir, un obstáculo para la experiencia sobre el cual tendremos que trabajar para intentar estudiarlo y salvarlo.
3ª Fase: Inspección de los datos disponibles, así como la búsqueda de soluciones viables; en esta etapa, los materiales escogidos y los trabajos se convierten en partes del programa escolar.
4ª Fase: Formulación de hipótesis de solución, que funcionará como idea conductora para solucionar el problema planteado.
5ª Fase: Comprobación de hipótesis por la acción, pues de acuerdo con el enfoque pragmatista, la práctica es la prueba del valor de la reflexión hecha por el educando con objeto de resolver el problema.
A la hora de comentar las aportaciones metodológicas de Dewey no puede faltar la referencia a la famosa Escuela-Laboratorio, la cual resultó decisiva en su itinerario pedagógico. En su escuela Dewey tuvo la ocasión de someter a prueba las hipótesis de trabajo planteadas en sus publicaciones pedagógicas, valorando las dificultades didácticas de la implantación de los métodos progresivos en una institución docente.
La escuela comenzó a funcionar en Enero de 1896 con dieciséis alumnos y dos maestros.
El número de alumnos fue creciendo paulatinamente, y al concluir la experiencia, en 1904, la escuela comprendía ciento cuarenta alumnos de cuatro a quince años y quince docentes. La ratio, pues era muy baja (ocho o nueve educandos por maestro), sin contar con los ayudantes en prácticas de la propia Universidad de Chicago. La dirección de la institución estaba encabezada por Dewey y por su esposa Alice. Con la escuela, Dewey, mostró la posibilidad de construir un currículum basado en las llamadas ocupaciones, que para Dewey consistían en actividades funcionales, ligadas al medio social del niño, prácticas y formativas del plano físico, intelectual, estético y moral. Las actividades en torno a la madera, el alojamiento, la alimentación y la ropa constituían los núcleos relevantes globalizadores del trabajo escolar .Las materias de estudio se derivaban a partir de actividades teóricas y prácticas relacionadas con estos cuatro tópicos. Por ejemplo, a partir de los trabajos de la madera, Dewey proponía trabajar aritmética, botánica, química, historia, Física, zoología, geografía, geología y mineralogía. En el curso de la experiencia y las publicaciones elaboradas en el curso de la misma, Dewey mostró un excelente sentido práctico para planificar y desarrollar un currículum integrado derivado de las referidas ocupaciones, incluyendo previsiones de desarrollo del programa en ciclos temporales cortos, por ejemplo de dos meses.
Hay que señalar que la escuela logró llevar a cabo sus objetivos iniciales por la implicación de un grupo de docentes altamente motivado y formado, que sintonizó con las ideas progresistas y supo llevarlas a la práctica, con la colaboración de padres muy interesados por la nueva educación y de alumnos de clase media y alta que tenían una disposición favorable hacia el trabajo escolar. La escuela tuvo realmente éxito en el logro de sus objetivos, con el desarrollo de un currículum abierto, en el cual los niños indagaban sobre la realidad natural, social e histórica. De todas formas, hay que tener en cuenta las excelentes condiciones personales y materiales del centro docente, así como las características del alumnado, procedente en su mayor parte de la clase media universitaria. La experiencia finalizó de manera abrupta, al no contemplarse la renovación del contrato de Alice Chipman como directora de la escuela. En vistas de ello, Dewey dimitió de todos sus cargos enla Universidadde Chicago, incluyendo su responsabilidad frente a la escuela elemental.
La finalización de esto, supuso el fin de uno de los mayores proyectos en la trayectoria pedagógica de Dewey [24].

4. INICIATIVA EDUCATIVA/ESCUELA/INSTITUCIÓN CREADA


“Escuela de Dewey”
“La escuela” que declaró John Dewey en el año 1896, es la única forma de vida social que es directamente experimental. Llegó a Chicago con una idea bastante buena de la especie de “laboratorio escolar” que quería empezar.

En el año 1894 le dijo a su esposa Alice Chipman: “Hay una imagen de una escuela que crece en mi mente todo el tiempo, una escuela donde alguna actividad constructiva real y literal será el centro y la fuente de todo el asunto, y de la cual el trabajo debe estar siempre creciendo en dos direcciones, los cambios sociales de ese sector constructivo y el contacto con la naturaleza a los que abastece con sus materiales.” (Dewey, 1894).
John Dewey propuso una escuela que mantenga “el trabajo teórico en contacto con las demandas de la práctica” como el componente más esencial de un departamento de pedagogía, “el nervio de todo el sistema”. En enero de 1896la Escuela Laboratoriodela Universidadde Chicago abrió sus puertas, pronto se conoció como la “Escuela Dewey”, las hipótesis que se desarrollaron eran las de la psicología funcional de Dewey y la ética democrática.
En el centro del plan de estudios de esta escuela, existía lo que Dewey denominaba la 'ocupación', es decir, “un modo de actividad por parte del niño que reproduce, o corre paralela a algunos de los trabajos realizados en la vida social” (Dewey, 1899, p. 92). Divididos en grupos de edad de once años, los estudiantes persiguen una variedad de proyectos centrados en particular, ocupaciones históricas o contemporáneas, por ejemplo los niños más pequeños en la escuela, que fueron 4 y 5 años de edad, participan en actividades que le son familiar de sus hogares y barrios: cocina, carpintería..
Los niños más pequeños en la escuela, que fueron 4 y 5 años de edad, participan en actividades que les es familiar de sus hogares y barrios: cocina, costura y carpintería. A los 6 años construyen granjas con bloques, donde hay plantado de trigo y algodón, se procesa y se transporta su cosecha al mercado. Los niños de 7 años de edad, estudian la vida prehistórica en cuevas de su propia invención, mientras que sus vecinos de 8 años, centraron su atención en la labor de los navegantes fenicios, en Robinson Crusoe y aventureros, como Marco Polo, Magallanes y Colón. La historia y la geografía local ocupaban la atención de los niños de 9 años de edad. El trabajo de los grupos de los niños de mayor edad es menos estricto, centrado en períodos históricos particulares (aunque la historia sigue siendo una parte importante de sus estudios) y se centra más en los experimentos científicos de anatomía, electromagnetismo, economía política, y la fotografía.
Las actividades profesionales señalaron, por un lado hacia el estudio científico de los materiales y procesos implicados en su práctica y por otro hacia su papel en la sociedad y la cultura. Por lo tanto, el enfoque temático de ocupaciones no se basaba solo en un manual de capacitación e investigación histórica, sino también para el trabajo en matemáticas, geología, física, biología, química, lectura, arte, música e idiomas. Enla Escuelaexperimental, Dewey informó, "el niño llega a la escuela para hacer, a cocinar, a coser, trabajar con madera y herramientas simples actos constructivos, dentro y alrededor de estos actos de racimo los estudios de escritura, lectura, aritmética, etc. "(Dewey, 1896a, p. 245).
La Escuela Dewey fue útil en el campo de pruebas para la psicología funcional y su
Pragmatismo, pero fue aún más importante como expresión de su ética y teoría democrática. Dewey tuvo bastante éxito en la creación de una comunidad democrática en su Escuela Laboratorio. Los niños compartieron la planificación de sus proyectos y la ejecución de estos se ha caracterizado por una división cooperativa del trabajo, en el que los roles de liderazgo se rota con frecuencia. Por otra parte, la comunidad democrática se fomentó no sólo entre los alumnos de la escuela, sino también entre los adultos que trabajaban allí. Dewey se mostró muy crítico ante la falta de escuelas que permitan a los maestros participar en las decisiones que afectan a la conducta de la educación pública.
Dewey no tenía una estrategia para influir en las escuelas norteamericanas, en general, en las instituciones que trabajan en nombre de la democracia. A pesar de que no pretende ni espera que los métodos de la Escuela Laboratorio se desarrollen en otros lugares, mantiene la esperanza de que su escuela sirva como fuente de inspiración para aquellos que buscan transformar la educación pública, así como un campo de entrenamiento y centro de investigación para la reforma. Era, después de todo, una pequeña escuela compuesta por los hijos de profesionales de clase media y con personal bien capacitado, maestros dedicados con acceso a los intelectuales de una de las grandes universidades de la nación [25].

5. CONCLUSIONES

En este trabajo de investigación hemos analizado varios aspectos de la vida, pensamiento y obra de John Dewey basados principalmente en el modelo dela Escuela Progresistao Escuela Nueva.
Los ideales fundamentales de este autor son: la educación orientada hacia la democracia y la libertad, el aprender haciendo (“learning by doing”), aplicando nuevas metodologías de enseñanza que cambien la realidad social.
La Escuela Dewey también fue útil en el campo de pruebas para la psicología funcional,como consecuencia, varios autores compartieron su nuevo método basado en la praxis y la experiencia, conceptos de vital importancia en la pedagogía de John Dewey.
Por último, la influencia que ha tenido sobre nosotras como grupo de trabajo ha sido concienciarnos de la gran utilidad que ha tenido y tiene la existencia de este nuevo modelo de escuela que introdujo John Dewey.

El modelo de la Escuela Progresivaparte de la idea de que la escuela está hecha para el desarrollo natural del educando, por lo tanto el maestro dirige y ayuda a los alumnos ya que la escuela, en esta época ya no es un sitio donde se va a aprender a multiplicar o a dividir sino que responde a los intereses del alumno/a, es decir, se centra en las tareas del día a día, se centra en las experiencias sociales como actividades de carpintería, costura o cocina.
Así pues en el movimiento dela Escuela Progresivahay varios principios pero los más destacados son enseñar al alumno a que conozca todas sus capacidades adaptándose así a los cambios y a aprender haciendo “learning by doing” (cocinando, haciendo experimentos científicos…).De éste último principio se deriva una de las causas de la reforma del sistema educativo propuesta por John Dewey.
Por último mencionar el hecho de que todo el pensamiento pedagógico de John Dewey está enfocado a la praxis (práctica) donde la actividad realizada en la escuela es la protagonista por lo consiguiente reconoce la actividad del niño.
Así pues la escuela de John Dewey defendió unos principios educativos innovadores que tuvieron una fuerte repercusión internacional.

6.BIBLIOGRAFÍA

6.1.Bibliografía material


Libros de texto

  • Carreño, M., Colmenar Carmen; Egido Inmaculada y Sanz Florentino. (2000). Teorías e instituciones contemporáneas de educación. Madrid: Síntesis educación
  • Abbagnano N. y Visalberghi A. (1992). Historia de la Pedagogía. Madrid: Fondo de Cultura Económica.
  • Dewey, J. (1867) Mi credo pedagógico. Madrid: Ed. Bilingüe
  • Trilla, J. et alt. (2002) El legado pedagógico del siglo XX para la escuela del siglo XXI.Barcelona: Graó
  • París, UNESCO (1993) 2 . Oficina Internacional de Educación, Vol. XXIII, nos 1-2, p. 289-305
Revistas

  • Beltrán, F. (2000). John Dewey Una democracia vital. Cuadernos de Pedagogía. Pedagogías del S.XX, 48-57

6.2. Bibliografía electrónica

Links de información Diseño social – La escuela progresiva de Dewey.Fecha: 23-03-2011

Link: http://artesaniasocial.blogspot.com/2010/08/la-escuela- progresiva-de-dewey-seguimos.html
Nostalgia de la escuela progresistaFecha: 23-03-2011
Link:http://www.elpais.com/articulo/Galicia/Nostalgia/escuela/progresista/elpepiautgal/20100415elpgal_11/Tes
John Dewey -Educación sin obstáculos.Fecha: 4-4-2011
Link: http://jdc.edu/jdc/acercadejdc.php
John Dewey High School.Fecha: 4-4-2011
Link:
http://johndeweyhighschool.org/index.htmJohn Dewey Kindergarten .Fecha: 6-4-2011
Link: http://johndeweyschool.edu.co/john_dewey.php
Leyendo a los clásicos, John Dewey (Citas) .Fecha: 6-4-2011
Link: http://contexto-educativo.com.ar/2001/4/dewey.htm

6.3. Multimedia


John Dewey .Fecha: 4-4-2011
Link: http://www.youtube.com/watch?v=Vnan8SEwf1U

7. INFORMACIÓN ADICIONAL

7.1. Notas pie de página


[1] Carreño, M., Colmenar Carmen; Egido Inmaculada y Sanz Florentino. (2000). Teorías e instituciones contemporáneas de educación. Madrid: Síntesis educación, p. 35
[2] Beltrán, F. (2000) John Dewey Una democracia vital. Cuadernos de Pedagogía. Pedagogías del S.XX, p. 51 [3] Abbagnano, N. y Visalberghi, A. (1957) Historia de la pedagogía. España: Fondo de cultura económica. p. 635 [4] Carreño, M., Colmenar Carmen; Egido Inmaculada y Sanz Florentino. (2000) op.cit.. Teorías e instituciones contemporáneas de educación. Madrid: Síntesis educación, p. 35 [5] Abbagnano, N. y Visalberghi, A. (1957) op.cit. p. 635
[6] Beltrán, F. (2000) Capítulo nº 3 John Dewey Una democracia vital. Cuadernos de Pedagogía. Pedagogías del S.XX, p. 51
[7] Beltrán, F. (2000) op.cit . p. 48
[8] Beltrán, F. (2000) ibidem, p. 51
[9] Abbagnano, N. y Visalberghi, A. (1957) op.cit, p. 635
[10] Beltrán, F. (2000) John Dewey. Una democracia vital.
Cuadernos de Pedagogía. Pedagogías del S.XX, p. 51
[11]Abbagnano, N. y Visalberghi, A. (1957) Historia de la pedagogía. España: Fondo de cultura económica, p. 635.
[12] Beltrán, F. (2000) John Dewey Una democracia vital. Cuadernos de Pedagogía. Pedagogías del S.XX, p. 56
[13] Dewey, J. (1867) Mi credo pedagógico. Madrid: Ed. Bilingüe
[14] Ibidem
[15] Ibidem
[16] Ibidem
[17] Ibidem
[18] Abbagnano, N. y Visalberghi, A. (1957) op.cit, p. 635
[19] Ibidem
[20] Beltrán, F. (2000). John Dewey Una democracia vital. Cuadernos de Pedagogía. Pedagogías del S.XX, p. 56
[21] Dewey, J. (1916) Democracia y educación. Prólogo.
[22] Abbagnano, N. y Visalberghi, A. (1957). Op.cit, p. 635
[23] Beltrán, F. (2000). John Dewey Una democracia vital. Cuadernos de Pedagogía. Pedagogías del S.XX, p. 56
[24] Trilla, J. (coord.),(2007) El legado pedagógico del siglo XX para la escuela del siglo XXI. Madrid: Graó, p. 20-36
[25] París, UNESCO (1993). Oficina Internacional de Educación, Vol. XXIII, n. 1-2, pp. 289-305