1. BIOGRAFÍA DEL AUTOR


León Tolstoi, además de ser un profundo pensador social y moral, fue uno de los grandes novelistas rusos del realismo más importantes del momento.
Nació en 1828 en Yásnaia Poliana. Quedó huérfano de forma prematura, ya que su madre falleció dos años después de darle a luz, y su padre murió en 1837.

Tuvo varios tutores franceses y alemanes. Cuando tenía 16 años, ingresó enla Universidadde Kazán, donde primeramente estudió lenguas, y más tarde leyes.


Dejó sus estudios en 1847.

Cuando tenía 21 años, instauró una escuela en Iasnaia Poliana, en la que intentó educar a los hijos de los campesinos. Esta tarea, tan sólo la llevó a cabo durante un breve periodo de tiempo, pues era demasiado trabajosa para él debido a la escasez de conocimientos profesionales; aunque por otra parte, no era suficiente la convicción que tenía para desarrollarla.

Tras esto, ingresó en el ejército en 1851; primero en el Cáucaso, y más tarde formó parte de la defensa de Sebastopol. Cuando acabó la guerra de Crimea (1853-1856), Tolstoi pidió su baja y retornó a su lugar de origen (Yásnaia Poliana) para proseguir con su labor como docente. Hay que recalcar el gran número de niños que tenía a su cargo esta vez.


1.1. Sus primeros pasos


En 1857, viajó por primera vez a Europa visitando países como Alemania, Francia y Suiza. Esta visita le aportó los conocimientos necesarios para que más tarde desarrollara sus ideas pedagógicas fruto de sus estudios en la práctica de las instituciones educativas.

Regresó a Rusia, lugar en el que aumentó considerablemente su actividad como profesor durante un periodo de tres años (1859-1862). Según Tolstoi, fueron "tres años de un apasionado entusiasmo por esa causa".

En 1859 fundó una escuela para los niños campesinos, donde la enseñanza era gratuita, los alumnos que pertenecían a esta institución podían entrar y salir cuando desearan y nunca se aplicaba ningún tipo de castigo. La base de la enseñanza era el Antiguo Testamento. Esta escuela fue imitada por las demás. Por otro lado, Tolstoi escribía contra la censura y reivindicando la libertad; este hecho provocó que el gobierno cerrara su escuela pocos años después de su apertura.

En 1860 realizó su segundo viaje a Europa, en el que visitó esta vez Alemania, Francia, Italia e Inglaterra.

En los 70, elaboró una serie de manuales escolares.

Tolstoi siguió con su labor pedagógica hasta el fin de sus días. Fue defensor del pueblo, además de analizar la enseñanza escolar, la realidad educativa…

Tolstoi reabrió la escuela de Yásnaia Poliana a principios de 1870.

1.2. Los últimos días de toda una vida


Quiso terminar sus días en un humilde retiro, y para hacerlo contó con la compañía de un doctor. Dejó una nota a su esposa y partió en 1910 abandonando así a su familia. Sofía, la que era su mujer, llegó antes de su fallecimiento, aunque no quiso entrar a verle hasta su final. Tras este hecho, le informaron de que su última frase momentos antes del desenlace fue: “Amo a muchos”.

Durante los últimos años de la vida de Tolstoi, sus ideas sobre la educación fueron acogidas no sólo en Rusia sino también en otros países, donde sus ideas también causaron diversas reacciones.

2. PRINCIPALES OBRAS DEL AUTOR


Su primer libro fue “infancia” (1852) continuado por “adolescencia” (1852-54) y juventud (1857), una trilogía autobiográfica.

En “relatos de Sebastopol” (1855-1856) rememoraba su época bélica.

“Guerra y Paz” es la novela que le aportó la fama y el prestigio necesarios para convertirse en uno de los autores más importantes del Realismo. Cuenta con más de quinientos personajes y en ella se narra cómo Napoleón invadió Rusia en 1812.“Ana Karenina” fue otra de las obras destacables de León Tolstoi.

Publicó una revista pedagógica especializada: Yásnaia Poliana. Divulgó una serie de artículos esenciales, como: "Acerca de la instrucción pública", "Acerca de los métodos de enseñanza de las primeras letras"…en los que hizo una crítica a los vicios de la vieja escuela. Propagó las ideas de la nueva escuela popular e inspeccionó las formas creativas de los niños y muchas otras cuestiones.

3. CONTEXTO HISTÓRICO


Edad Moderna es el nombre con el que se designa el periodo histórico comprendido entre la Revolución Francesa y la actualidad. Los acontecimientos de esta época se han visto marcados por transformaciones aceleradas en la economía, la sociedad y la tecnología, lo que recibió el nombre de Revolución Industrial. Por otro lado, en este periodo se acaba con la sociedad preindustrial y surge una sociedad de clases presidida por la burguesía, y el movimiento obrero, mediante el cual se plantearon distintas alternativas al capitalismo.
Así pues, estos cambios se pueden sintetizar en:

3.1. La Revolución Industrial


La economía basada en el trabajo manual fue reemplazada por otra dominada por la industria y la manufactura. La revolución comenzó con la industrialización del sector textil y el desarrollo de los procesos de hierro. La expansión del comercio fue favorecida por la mejora de las rutas de transporte y posteriormente por el nacimiento del ferrocarril. Estas nuevas maquinarias permitieron incrementar la capacidad de producción.
Por otro lado la Revolución Industrial fue causa de [1]:

  • Predominio del capital sobre el trabajo.
  • Concentración del capital.
  • Surgimiento proletario y burguesía.
  • La explotación de los trabajadores frente al empleador.
  • El trabajo masivo de niños y mujeres.
  • Condiciones y horarios de trabajo inhumanos.
  • Pobreza extendida en la sociedad.
  • En esta época surgen y se desarrollan el socialismo de Marx y el capitalismo de Smith.

3.2. La Revolución Francesa


En 1789 con la Revolución Francesa entra en crisis la monarquía absoluta como, fundada en una sociedad estamental con clases privilegiadas, dando lugar a nuevas formas de gobierno que otorgan participación al pueblo. Con la independencia de los Estados Unidos se demostró que era posible mantener una forma de gobierno respetuosa con los derechos fundamentales de las personas. Aun así, los monarcas europeos intentaban por todos los medios resistir a estas transformaciones que poco a poco iban dejándoles a un lado, debido a que los movimientos sociales comenzaban a tomar fuerza.
El proceso iniciado con la revolución, permanecerá hasta el siglo XIX con el establecimiento de las Monarquías Constitucionales.
La Iglesia opuesta a las ideas de la ilustración sufrirá persecución y un conjunto de medidas que afectaran a su misión de evangelización, confiscaciones de bienes, ejecuciones, expulsiones…
Los principios políticos y sociales que inspiran la Revolución eran:
  • El sufragio universal. Esto acaba con la monarquía absoluta y la consideración de que los reyes eran elegidos por Dios para ser sus representantes.
  • Separación Iglesia-Estado. Libertad de conciencia, libertad de prensa y libertad religiosa. Comienza la reivindicación de los derechos humanos.
  • El principio que permite fundamentar el nuevo orden político y social será el individuo humano y sus derechos naturales accesibles a la razón. Comienza la ideología del Romanticismo, inspirándose en la nostalgia por el pasado principalmente.
  • El Individualismo: que considera la persona individual como primordial por encima de todo aspecto social o colectivo.
  • El respeto a la propiedad privada: como fuente de desarrollo individual y como derecho inobjetable que debe ser salvaguardado por la ley y protegido por el estado.

3.3. Contexto histórico en Rusia a comienzos del s. XIX [2]


A comienzos del siglo XIX, Rusia se hallaba en una situación de gran inestabilidad. El nuevo Zar Nicolás II (1894-1917) gobernaba mediante una continua represión a sus ciudadanos; la burguesía, los obreros y la población campesina estaban totalmente sometidas a su mandato.
Entretanto, proseguía la industrialización de Rusia, lentamente, en San Petersburgo, Moscú, las regiones petrolíferas del sur y los puertos del Mar Negro, y la fuerza laboral industrial había aumentado del medio millón de 1855 a 1,5 millones en 1900. En consecuencia, se organizaron sindicatos según el modelo occidental, expresado principalmente en el partido obrero socialdemócrata fundado en Minsk en 1898. En 1905 desfiló por el centro de San Petersburgo una manifestación pacífica que pedía reformas constitucionales, a la cual el zar respondió disparando a través de sus tropas a la muchedumbre. El zar que sólo conocía su política de represión como forma de gobierno, se vio envuelto en una guerra abierta contra los bolcheviques, a lo largo de los doce años siguientes. Como consecuencia, el país se dividió aun más, haciendo que el zar se diese cuenta forzosamente, de que Rusia debía igualarse con el resto de países; así pues, a comienzos del siglo XX adoptó una política de concesiones mínimas.
A lo largo de las últimas décadas del siglo XIX, Rusia había intentado mantener una política imperialista, en búsqueda de una expansión por el este en Asia, por el oeste en Europa y por el sudoeste en los Balcanes. Aquello no duró lo que se esperaba pues en 1856 perdió en control del estuario del Danubio, y posteriormente fue perdiendo poder frente a Europa y Japón, todo ello provocado por la falta de recursos modernos.

En educación hubo algunos cambios significativos. Un ejemplo de ello es el control absoluto que el gobierno tuvo en el sistema educativo, alejándolo de la Iglesia, sometiéndolo a una preparación específica del profesorado y a unos niveles determinados. La autoridad sería ahora ejercida por tres cuerpos principales: El Santo Sínodo, el Ministerio Central y los zemstvo locales.

Una de las reformas educativas más importantes en este periodo fue la ley de educación primaria universal del 3 de Mayo de 1908, donde se introdujo que todos los niños de ambos sexos que viviesen en un radio de 2 millas de una escuela y que tuviesen entre 8 y 11 años, deberían recibir educación primaria obligatoria durante 4 años. Por la escasez de maestros y escuelas en esta época se amplió a 10 años el margen de aplicación de la ley.

Esta ley no tuvo éxito debido a que las autoridades locales no eran capaces de llevar a cabo dicha ley, suponiéndoles una carga. Debido a esto el gobierno elaboró la Ordenanza del 2 de febrero de 1914 en la que el Ministerio de Educación se encargaba de controlar de cerca las escuelas zemstvo siendo factible esta nueva Ordenanza.

3.4. Hacia la era de la ilustración


Fue la gran guerra la que aceleró el final del régimen zarista. El ejército ruso (analfabeto), no podía competir con los alemanes bien preparados técnicamente. Al mismo tiempo que se producía este suceso se iba dejando de lado la educación, creando un retroceso en los avances que se habían producido en el sistema educativo; como consecuencia, en 1914 se produjo un cambio de poder en el ministerio, comenzando así otra política educativa de la mano de Pablo Ignatiev.
Con el apoyo de la población, Ignatiev hizo importantes reformas basadas en las ideas que tenía de Dewey sobre la escuela y la sociedad.
Lo que la nueva educación pretendía, era cubrir las necesidades sociales, es decir, la materia impartida en las aulas debía ser útil para la resolución de los problemas diarios. Para ello, Ignatiev procuró construir un sistema educativo basado en la cooperación de los intereses tanto públicos como privados, involucrando así a las familias en la educación impartida a los hijos. Sin embargo, a pesar de sus esfuerzos, en los 2 años que estuvo a cargo del ministerio, fue incapaz de llevar a cabo ninguna mejora importante en la tragedia que se estaba viviendo en Rusia. En el país crecía la oposición por parte de los altos funcionarios hacia las tendencias liberales y la política seguida por Ignatiev, el cual dimitió el 27 de Diciembre de 1916. Bajo el mandato de su sucesor, la educación sufrió un retroceso con respecto a lo anteriormente logrado, lo cotidiano se descuidó, decayó la moral escolar, aumentaron los problemas de disciplina en la escuela…Por otra parte, lo que se pretendía era conseguir la independencia del sistema educativo con respecto a las distintas autoridades locales, lo que sumió al país en una nueva crisis social. La vulnerabilidad en la población que este hecho provocó, fue aprovechada por los bolcheviques para asumir el control del gobierno. Intentaron implantar por encima de todo su política educativa, la cual se caracterizaba por su desorganización y su cierta debilidad. Su sistema político siguió esta misma línea. El inicio del siglo XX en Rusia resultó ser un periodo conflictivo, retrasando la sostenibilidad del país.

4. CONTEXTO PEDAGÓGICO


Para explicar mejor el contexto pedagógico del siglo XX hablaremos dela Pedagogía Antiautoritaria, en la que predomina sobre todos los principios, la defensa de la libertad. Para hacer un mejor análisis de esta pedagogía la dividiremos en: anarquistas, Summerhill, Rogers y Pedagogía institucional.
Los autores más destacados de la pedagogía antiautoritaria son: TOLSTOI, ROBIN Y FERRER Y GUARDIA.

4.1. Anarquistas (educación integral, racional, libertaria y mixta):


Significado etimológico de anarquía: “sin gobierno”.
Anarquismo: Doctrina que propugna la desaparición del estado y de todo poder.[3]
La pedagogía anarquista, encontró su estructura ideológica en autores como Bakunin o Kropotkin, pero, las primeras manifestaciones de esta pedagogía se dieron con Rousseau. En este momento se da un replanteamiento de las relaciones educativas. Los tres pilares de este movimiento son: libertad, cultura y escuela. Las propuestas teóricas fueron creadas en un principio en contraposición a Freinet, se definen como antiautoritarios (oposición y crítica a la autoridad). Este movimiento traerá consigo un fuerte compromiso ante el cambio social requerido. El primer cambio deberá darse en actitudes de la educación, y sobre todo en la actitud del maestro, que ya será entendido como un facilitador de los recursos necesarios para un aprendizaje significativo. Pero también deberán cambiar las propias instituciones para poder proporcionar nuevas opciones, oportunidades, alternativas, etc. El fin último de la pedagogía anarquista es crear personas totalmente libres y autónomas que en su conjunto formen una sociedad con similares rasgos. Se defiende la expresión de los sentimientos y pasiones del niño. Rechazan la escuela tradicional, pretenden una escuela sin clases y sin diferenciación entre alumnos y profesores ni entre los propios alumnos. Defienden la participación directa del alumno, el trabajo en equipo y la relación directa y permanente con la sociedad.
Uno de los autores más representativos, de este grupo es Robin, que crea la escuela CEMPUIS en la que priman la higiene y la salud de educadores y educandos, el desarrollo progresivo y equilibrado del vigor corporal, las facultades del cerebro, las habilidades de la mano y la formación moral.
Otro de los autores junto con el anterior que mejor plasman sus tintes anarquistas en su pedagogía es Ferrer y Guardia, con su Escuela Moderna. Comienza como pedagogo dando clases particulares. Recibe muchas influencias debido a sus numerosos viajes, de ellos obtiene una gran relación con: ROBIN Y MEUNIER, con los que en 1921 crea la Escuela Moderna. Es partidario de la coeducación, y en su escuela no hay ni exámenes, ni calificaciones ni premios ni castigos. Se trata de una educación integral, en relación con la naturaleza, con experimentación, se desarrolla la personalidad infantil, etc. Es también racionalista, científica y anticlerical. Más tarde estas escuelas se propagarán por el territorio español.

4.2. Summerhill (Autorregulación y autogobierno) [4]


Creada en 1921 por Alexander Sutherland Neill. Da gran importancia al valor educativo de la libertad personal. En un principio se dedicaba a niños difíciles, pero más tarde descubrió que estos niños superaban estas dificultades en un ambiente sin restricciones ni perturbaciones procedentes de los adultos. Es profesor, pero también recibe formación en psicoanálisis. En su concepto de educación se promovía un ambiente cálido. Posteriormente recibió críticas y duras acusaciones porque se creía que en su escuela se daban prácticas sexuales o se repartían preservativos, etc.

4.3. Rogers (Pedagogía centrada en el alumno y no directiva)

Psicoterapeuta, cree en la persona y en sus posibilidades. Para él, entre el cliente y el terapeuta no existen diferencias y se trata de un proceso entre iguales, en el que el cliente tiene la capacidad de curarse por sí mismo. En educación para este autor pasa lo mismo.
APRENDIZAJE SIGNIFICATIVO: El estudiante debe percibir el tema de estudio como importante para sus propios objetivos. Importancia del autoaprendizaje y la autoevaluación.
El movimiento más relevante de la época es el Movimiento Freinet, que se define como un grupo de numerosos maestros de toda Europa, muchos de ellos, más tarde criticarán al propio Freinet por no haberse renovado tras haber transcurrido 40 años, pues su escuela se convirtió en una escuela rígida que no permitía innovaciones. Estos maestros se reagruparon en la GTE (Grupo de Técnicas Educativas) dividiéndose más tarde en:
  • GET: Grupo de Educadores Terapéuticos. Necesario un cambio del individuo para un cambio social.
  • GPI: Grupo de Pedagogía Institucional. Necesario un cambio social para un cambio en el individuo.

4.4. Pedagogía institucional (Autogestión, creación por los propios alumnos de instituciones)[5]:

Los dos grupos anteriores, GET y GPI van a dar lugar al nuevo movimiento llamado Pedagogía Institucional, cuyas características son, el interés por las relaciones humanas, la importancia del niño en tanto que es un sujeto individual, la libertad, que la realidad del niño determina la metodología, deseo de organizarse sin organización y que el aula es un modelo de sociedad sin clases, entre otras.
Para este término hay diversas definiciones, entre ellas:
  • Es el análisis de las condiciones de libertad bajo los cuales el grupo clase puede autogestionar su funcionamiento (Lapassade)
  • Estudia las instituciones (normas, criterios, relaciones o grupos) creadas por los niños para la gestión del grupo clase.
En este momento los niños, asumirán toda la responsabilidad del aula.
-ESTRATEGIAS DE INTERVENCIÓN: Libertad de elección de los métodos pedagógicos, confrontación y crítica de métodos y experiencias, transformar el comportamiento en procesos de aprendizaje, vida cooperativa desde un principio, diálogo, autogestión y respeto, importancia del espacio escolar así como de su diseño y especialización, el profesor es un libertador, debe haber un "consejo de clase" y hay que estar abiertos a la realidad externa.

5. PRINCIPIOS PEDAGÓGICOS DE TOLSTOI


Alejandro Sanvicens Marfull, catedrático de la Universidad de Barcelona, considera a Tolstoi “humanista y pensador crítico, ya que plantea el tema de la escuela desde el ángulo y la base más característicamente determinativos: los que constituyen “el hombre” y su “posibilidad de formación”[6].

También observa una similitud entre Tolstoi y Rousseau debido a que la visión del hombre y la del educando de Tolstoi es en gran modo rousseauniana. Pero si algo caracteriza a Tolstoi, es la gran importancia que le otorga a la pedagogía afectiva y al desenvolvimiento natural de las facultades.
“Con su espíritu abierto y pragmático, con su sentido profundo de la libertad, con su humanismo paidológico, se convierte no solo en el precursor de la “escuela nueva” en sentido estricto, sino de toda escuela nueva, en el sentido más amplio”[7].
Alejandro Sanvicens considera que la metodología pedagógica tolstoyana se fundamenta en los siguientes principios o aspectos (todos los ejemplos escogidos son del libro de Tolstoi):

1. Preocupación por el hombre, el educando.
Tolstoi considera al niño como un ser humano cualquiera, comparándolo constantemente con la figura adulta y las necesidades que ambos tienen de aprender por sí mismos.

2. Espíritu de libertad
No es un proceso de adoctrinamiento, sino que cada alumno elige libremente cómo y cuándo adquirir conocimientos de tal forma que va satisfaciendo sus necesidades Los alumnos escogen aquello que les interesa y que les resulta más atrayente.
“Fedka no siente el frío que le muerde a través de los jirones de su caftán; pero los problemas nuevos, las dudas, le atormentan; ¡y queréis darle tres rublos, el catecismo y el cuento como el trabajo y la humildad, que no queréis a ningún precio para vosotros, haciéndole creer que son las únicas cosas útiles al hombre! No tiene necesidad de tres rublos; él sabrá encontrarlos y cogerlos cuando sienta necesidad de ellos. A trabajar aprenderá sin vuestra ayuda, como aprendió a respirar. Él, de lo que tiene menester es de lo que está limitando a vuestra vida y la de diez generaciones vuestras, que no lo consigue con su trabajo; habéis tenido tiempo de pensar, de investigar, de sufrir; dadle, pues, el resultado de vuestros sufrimientos; de eso solo tiene menester”[9].
En el siguiente párrafo observamos las influencias de Rousseau con respecto al desarrollo liberal de un individuo en la naturaleza.
“Confiad el campesino a la naturaleza, y veréis cómo él saca de ella lo que la historia os encargó que le transmitierais, lo que vuestros propios sufrimientos han elaborado en vosotros”[10].

3. Condena del dogmatismo.
Antiguamente, el conocimiento del mundo se fundamentaba en argumentos religiosos, pero Tolstoi rompe con eso y se sustenta en los conocimientos que ofrece la ciencia y la razón.

4. Repulsa del autoritarismo y del intervencionismo.
Con este principio, Tolstoi pretende que los alumnos decidan por ellos mismos, que su proceso y evolución cognitivo sea libre, ya que el conocimiento adquirido por los maestros no puede ser transmitido o impuesto a los alumnos contra su voluntad. El párrafo escrito a continuación es un ejemplo de lo que acabamos de explicar.
“Estoy convencido de que la escuela no debe intervenir en la educación, pura incumbencia de la familia; no debe castigar ni recompensar lo que ella no tiene derecho, que su mejor policía y administración consiste en dejar a los alumnos en libertad absoluta de aprender y de arreglarse entre ellos como mejor les parezca”[11].

5. Implicación de la educación y de la instrucción.
Tolstoi pretende una educación integral del alumno, donde los alumnos adquieran unos conocimientos intelectuales.

6. Vitalismo existencial frente a mero intelectualismo.
El autor apoya la idea de descubrir el mundo en contacto con la naturaleza. La experimentación es un proceso muy importante en la educación y a través de ella el niño va descubriendo el mundo.

7. Pragmatismo científico.
Utiliza una pedagogía práctica del propio individuo aplicando el método científico.

8. Humanismo liberal.
El hombre es el centro del proceso educativo y el método de enseñanza que se utiliza tiene que estar adecuado a él y a sus intereses. Lo clarificamos con este ejemplo del libro:
“Para el instructor, familiarizado con la libertad de la escuela, cada alumno tiene su individualidad propia; cada alumno expone sus gustos particulares, a los cuales solo permite satisfacer la libertad de elección”[12].

9. Sentimiento, razón y sugestión (creencia selectiva) como causas motivadoras.
Tolstoi no utilizaba un único método de enseñanza porque quería observar qué era lo que motivaba a los alumnos, iba cambiando cuando veía que se aburrían Según el autor, el niño, cuando disfruta es cuando realmente están aprendiendo. Esta explicación la podemos ver reflejada en los siguientes párrafos extraídos de su libro La escuela de Yásnaia Poliana.
“El mejor método esta descubierto por los escolares”
“El maestro está siempre llevado involuntariamente a escoger para él el procedimiento de enseñanza más cómodo. – Cuanto más cómodo es este procedimiento para el maestro, más incomodo es para los discípulos. – Sólo es bueno aquel que satisface a los alumnos”[13].

10. Educación social-popular. El naturalismo Tolstoyano, con su matización propia, está implícito en esta relación.
Los niños prefieren los cuentos e historias populares en vez de los relatos literarios porque la compresión es mucho más sencilla para ellos, pero lo que Tolstoi intenta es enseñarles las bases del lenguaje literario para que de esta forma, sean capaces de ir directamente a la fuente de información y leer los libros originales, no adaptaciones que se hacen para una edad. El ejemplo que cita Tolstoi en su libro es el siguiente.
“Estrechándose los niños al lado del maestro, quien sin otra guía quela Biblia”[14].

11. Educación gratuita para todos.
A pesar de no tener coste alguno, los alumnos que más frecuentaban la escuela de Yásnaia Poliana eran del propio pueblo. Tolstoi refleja este principio en un párrafo escogido de su libro La escuela de Yásnaia Poliana.
“Los lugares pobres de la vecindad nos enviaron sus niños; pero la molestia de volver a ir para comer, o el tener que pagar la pensión les hizo retirar muy pronto. Con nosotros han quedado los niños de los mujiks de Yásnaia Poliana, que vienen en invierno, pero que en verano, van a trabajar a los campos, y los niños de los mozos de cortijo, de los gerentes, de los soldados, de los taberneros, de los sacristanes y de los mujiks ricos, en un radio de treinta a cincuenta verstas”[15].
“Los escolares son hombres, seres sometidos, por muy pequeños que sean, a las mismas necesidades que nosotros; como nosotros, seres pensantes; todos quieren aprender, y para esto van a la escuela y por esto llegan sin esfuerzo a esta conclusión, que, para aprender, es necesario someterse a ciertas condiciones. No sólo son hombres, sino que constituyen una sociedad de seres reunidos en un pensamiento común. Cediendo a las solas leyes naturales, a las leyes derivadas de la naturaleza, ni se oponen, ni murmuran; cediendo a vuestra autoridad intempestiva, no admiten la legitimidad de vuestras campanillas, de vuestro uso del tiempo, de vuestras reglas”[8].

[1] Citado en la página Web: http://es.scribd.com/doc/18457961/CONTEXTO-HISTORICO-SIGLO-XVIII-Y-XIX

[2] Bowen, J. (1985). Historia de la educación occidental. Tomo III, el Occidente moderno, Europa y el nuevo mundo (siglos VXII-XX).Barcelona: Empresa Editorial Herder S.A. pp. 611-617.

[3] Citado en la página Web: http://buscon.rae.es/draeI/SrvltConsulta?TIPO_BUS=3&LEMA=cultura

[4] Colom Cañellas, A. J.(coordinador); Bernabeu, J. L.; Domínguez, E. y Sarramona J. (2002). Teorías e instituciones contemporáneas de la educación. Barcelona: Ariel educación, pp.83-84

[5] Colom Cañellas, A. J.(coordinador); Bernabeu, J. L.; Domínguez, E. y Sarramona J. (2002)Teorías e instituciones contemporáneas de la educación. Barcelona: Ariel educación, p. 88

[6] Citado en el Prólogo del libro: Tolstói, L. (2003). La escuela de Yásnaia Poliana. Palma de Mallorca: Editorial El Barquero, José J. de Olañeta, Editor, p.7.

[7] Ibidem. p.8.

[8] Tolstói, L. (2003). La escuela de Yásnaia Poliana. Palma de Mallorca: Editorial El Barquero, José J. de Olañeta, Editor, p. 22.

[9] Tolstói, L. (2003). La escuela de Yásnaia Poliana. Palma de Mallorca: Editorial El Barquero, José J. de Olañeta, Editor, p. 43.

[10] Ibidem. p.43

[11] Ibidem. p.25

[12] Tolstói, L. (2003). La escuela de Yásnaia Poliana. Palma de Mallorca: Editorial El Barquero, José J. de Olañeta, Editor, p. 57.

[13] Tolstói, L. (2003). La escuela de Yásnaia Poliana. Palma de Mallorca: Editorial El Barquero, José J. de Olañeta, Editor, p. 52.

[14] Ibidem. p.79.

[15] Tolstói, L. (2003). La escuela de Yásnaia Poliana. Palma de Mallorca: Editorial El Barquero, José J. de Olañeta, Editor, p. 44.

6. ESCUELA YÁSNAIA POLIANA Y METODOLOGÍA DEL AUTOR


“Ninguno lleva nada consigo; ni libro ni cuaderno; nunca se les impone deberes que cumplir en casa. Y no sólo el niño no lleva nada en las manos, sino que tampoco lleva nada en la cabeza. Nada de lección; no está obligado a preocuparse hoy de lo que hizo ayer. No se tortura el entendimiento para la lección que va a seguir. No lleva más que a sí mismo, su naturaleza impresionable, y la certeza de que la escuela será hoy tan alegre como ayer. No piensa en la clase hasta el momento en que comienza.”[1]
Este es un resumen y un ejemplo claro de la metodología que Leon Tolstoi aplicó en su escuela de Yásnaia Poliana. Tolstoi basó toda su metodología en varios principios, aunque todos se pueden resumir en su idea del desorden exterior y en que los procesos educativos tienen que tener como protagonista al alumno, imponiéndose las comodidades de éste a las del profesor. Tenía una visión de la educación centrada en el alumno.
Es difícil definir una metodología pura en la acción educativa de Tolstoi, ya que según sus principios, su método es la búsqueda del método adecuado. Su trabajo en la escuela rural de Yásnaia es una experimentación pedagógica continua, unida a un proceso de autoevaluación. Aun así vamos a hacer un breve resumen esquemático de algunas de sus características.
  • Relación profesor –alumno:
Toda la obra de Tolstoi sobre su escuela es una gran reflexión sobre la posición del alumno y del profesor en el proceso educativo y como deben relacionarse. Una de las máximas del autor es la de que, todo método que sea cómodo para el maestro, es incómodo para el alumno; y sólo será bueno el que satisfaga a los alumnos.
Toda la pedagogía de Tolstoi tiene como centro al niño y sus necesidades, y dentro de esto el profesor es un observador activo del proceso, promotor de métodos educativos alternativos y adaptados al desarrollo del aprendizaje y un referente al que el alumno pueda acudir en busca de apoyo. El profesor debe utilizar un método útil y aceptado por el alumnado.
El maestro debe estar familiarizado con la libertad de la escuela, respetando la libre elección de método del alumno y proporcionándole los recursos. Este desorden aparente permite que los alumnos se expresen en libertad y esto nos da información valiosa sobre los métodos que los motivan y proceder al cambio de método cuando el anterior lo sientan como inútil. El autor basa gran parte del conocimiento pedagógico en los diálogos sobre la experiencia educativa propia de los alumnos.
Por tanto el profesor debe promover la libertad de expresión y elección, permitir y integrarse en la dinámica libertaria de la escuela y en su desorden, fomentar el juicio crítico y el diálogo en los alumnos y sobre todo, colocar al alumno en el centro del proceso educativo.
  • Currículo[2]:
o Lectura mecánica y progresiva
o Escritura
o Caligrafía
o Gramática
o Historia sagrada
o Historia de Rusia
o Dibujo
o Dibujo lineal
o Canto
o Matemáticas
o Conversaciones sobre ciencias naturales
o Instrucción religiosa
  • Utilización del espacio:
Era una casa rural de piedra con dos pisos. Dos clases eran para los niños y dos para los profesores. En el piso de abajo se encontraba el gimnasio. En los pasillos se colocaba un cuadro con la distribución del tiempo que se proponía.
El aula constaba de bancos y mesas, además de un sillón para el profesor. Esto no significa que los niños estuvieran obligados a permanecer en un sitio sentados, sino que, cómo el autor dice, cada uno se sienta donde les parece bien: sobre los bancos, las mesas, el entarimado,… Esta distribución del espacio hace referencia al principio de libertad que Tolstoi incluye en su pedagogía.
Para el autor el desorden exterior es necesario, basándose en que el desorden, incómodo únicamente para el profesor, es temporal y se extingue por si mismo naciendo un orden natural identificable por los alumnos y mucho más verdadero y duradero que el impuesto. Aborda el tema planteando y rebatiendo los inconvenientes de este orden. En primer lugar, dice que este desorden nos parece espantoso porque estamos anclados en un sistema instructivo anterior. En segundo lugar, plantea que ese orden establecido con violencia se basa en una visión equivocada de la naturaleza humana del alumno.
  • Organización del tiempo:
La escuela tenía un horario establecido pero de carácter flexible y dinámico. A las ocho se llamaba con la campana a los alumnos y una media hora después aparecían los primeros alumnos. El maestro no juzgaba con severidad los retrasos de los alumnos. Normalmente las clases acababan entre las ocho o las nueve. La duración de las clases se adaptaba a las peticiones de los alumnos y se podían alargar si el maestro lo veía necesario.
  • Método de lectura:
Tolstoi defiende una educación que gira, casi en su totalidad, en un trabajo de investigación sobre el método de lectura que satisfaga al educando. Para Tolstoi los “libros buenos” están escritos en un lenguaje inaccesible para el pueblo, están escritos en lenguaje literario. La adquisición de este lenguaje literario será fundamental para sustentar la teoría del autoaprendizaje que plantea el autor. Si el alumno es capaz de adquirir ese conocimiento se abrirá ante él un universo de conocimientos a su alcance, la verdad estará en su mano, alejándose de esas adaptaciones que tanto critica.
Tolstoi desgrana su método de enseñanza de la lectura partiendo de un hecho observado en su escuela. Llegó a la escuela rural de Yásnaia Poliana un alumno notablemente dotado para la lectura. Cuando este alumno leía, ellos escuchaban y comprendían, y no sólo lo que quería transmitir sino que comprendían que él dominaba la técnica y esto le permitía leer más y más rápido y comprender los libros. El autor critica así los modelos de aprendizaje en los que el fin no es cercano al alumno, como es el comprender la historia, no existe ese estímulo directo y se realiza por un asentamiento progresivo de distintas técnicas que no tienen un sentido integral. Dice que sus alumnos son capaces de buscar su propio método en base al estímulo de comprender lo que leen y leer con soltura. Según esto procedemos a exponer su método de una forma más esquemática.
No abandonan la lectura mecánica, sino que dejan que cada alumno encuentre su método. Lo curioso es que utilizan métodos que ya eran conocidos pero mezclándolos. Estos métodos son:
1. Lectura con el maestro
2. Lectura mecánica
3. Lectura aprendiendo de memoria
4. Lectura común
5. Lectura con inteligencia de lo que se lee
Tolstoi introduce en su obra una breve reflexión sobre la lectura progresiva y la lectura mecánica. Según el autor la lectura mecánica tiene como fin el conocimiento de vocablos en base a signos, mientras que la lectura progresiva tiene como fin la adquisición y conocimiento del lenguaje literario.
Para nosotros la idea que Tolstoi tiene sobre el método de lectura es esta:
“Este encuentra casi siempre la palabra cuando ha encontrado la idea”[3]
  • Gramática y caligrafía:
Tolstoi desarrolla sistemas de aprendizaje de la gramática y caligrafía basados en sus principios de independencia del alumno y en su idea de que el mejor sistema de aprendizaje ya está descubierto por los alumnos y a otra idea fundamental que es la de que, la necesidad crea la utilidad del instrumento. Esta lección se organizaba por sí misma, de forma que el profesor era un mero conductor. Los alumnos se agrupaban y cada grupo trabajaba una parte, unos la caligrafía, otros la pronunciación, otros la escritura y otros la gramática.
“En la escuela de Yásnaia Poliana, admitimos para enseñar el lenguaje, como la lectura y escritura, todos los procedimientos reconocidos como eficaces, y los empleamos a medida que los alumnos se aficionan y que avanzamos en el estudio; pero no empleamos ninguno a título de exclusivo, siempre en busca de nuevos.”[4]
Esta frase nos traslada a la idea de que lo importante en la enseñanza de la lectura no es cultivar un léxico descontextualizado o una sintaxis sacada de su ámbito de utilidad, sino hacer nacer el gusto por la lengua para que el propio alumno encuentre la necesidad de utilizarla.
No se obligaba a utilizar una caligrafía concreta, como por ejemplo la cursiva, sino que cada alumno utilizaba la que mejor se adaptaba a su técnica.
En cuanto a la gramática, Leon Tolstoi, ensayó varios métodos de su invención y ya descubiertos con distinto grado de aceptación por los alumnos. Todos comparten un componente, que es el carácter activo del alumno, el cual es el centro del método.
Por último, el autor hace una reflexión sobre la importancia de la gramática como aprendizaje. Lo cierto es que el autor parte de un punto de vista en el cual la gramática solo es un instrumento para la comprensión en profundidad de las leyes internas de la lengua, pero sin darle más importancia que ésta. Tolstoi dice que cualquier niño de seis años, el cual domine el lenguaje, conoce todas las categorías gramaticales y lo que desconoce es la nomenclatura. Por tanto cree que es algo circunstancial la enseñanza de la gramática, más como una gimnasia mental que como una disciplina fundamental.
  • Enseñanzas artísticas:
o Música y canto:
Tolstoi reflexiona constantemente sobre el arte, la importancia del aprendizaje del arte y el arte para los inteligentes. Promueve una democratización del gusto por el arte como componente puramente humano y necesario para todos. En su escuela se desarrollaba el aprendizaje del canto, de una forma que, aunque sistemática y en cierta forma dirigida, solo tenía como fin el disfrute y la diversión, si una pretensión más allá de la de hacer nacer el gusto por el arte en el pueblo, demostración de que el arte no sabe de estructuras sociales. Las conclusiones del autor sobre la música y el canto son: [5]
1. La notación por cifras es el método más cómodo
2. El estudio de la media y de los sonidos por separado es más cómodo
3. No a la enseñanza mecánica. Lo que hay que inculcar es el gusto por el arte desde el inicio, más vale enseñar poco mediante este método que mucho mecánicamente.
4. Nada perjudica tanto a la enseñanza de la música como lo que se parece al conocimiento de la música.
5. Se debe inculcar las leyes generales de la música y no nuestros gustos personales.
o Pintura:
La pintura es otro de los ámbitos que van salpicando la obra de Tolstoi. Al igual que con el canto y la música, la pintura se enclava dentro de las artes humanas. El autor se acerca en varias ocasiones a la eterna pregunta de la necesidad del arte para el pueblo. Presenta teorías en las cuales el arte solo debería ser para las élites, idea basada en la necesidad de mantener una estructura social. Sin embargo cree que el arte es algo universal, del disfrute del que lo entiende, hasta entonces estos solo eran los ricos, y por tanto una cuestión educativa y no de posición social. El arte y la expresión artística son necesidades y no placeres, es algo que nace del hombre de forma natural. A pesar de eso, Tolstoi, en un ejercicio de humildad admite que no le puede dar una respuesta a la pregunta de para qué sirve el arte.
  • Evaluación:
Tolstoi intentó eliminar las calificaciones numéricas dentro de su escuela, aunque de nuevo se topó con dos dificultades: alumnos anclados en un sistema clásico en el que su trabajo se resume en una nota y la necesidad de los alumnos de un reconocimiento palpable de su esfuerzo. Tolstoi mantuvo el sistema numérico de calificación por demanda de los alumnos, que encontraban en éstas la apreciación objetiva de su trabajo. A pesar de esto, Tolstoi defiende un uso razonable de esta evaluación poniendo el foco en el esfuerzo y no en el resultado objetivo. Plantea que un alumno protesta con vehemencia una nota negativa cuando no ve reflejado en ella su esfuerzo, mientras que un alumno protestará en menor medida cuando sabe que no se ha esforzado.
Además el autor introduce, con cierta ironía, lo que él llama “preparación para los exámenes y para los deberes”[6] que sería una materia extra que consiste en técnicas para resolver de forma cómoda y efectiva los deberes y los exámenes y que no está directamente relacionada con un aprendizaje sólido. Según Tolstoi solo los alumnos y el instructor pueden juzgar el proceso de aprendizaje, basando esta evaluación en el esfuerzo realizado y en los aprendizajes aplicados que se han interiorizado.

[1] Ibidem, p. 16

[2] Ibidem, p. 13.

[3] Tolstói, L. (2003). La escuela de Yásnaia Poliana. Palma de Mallorca: Editorial El Barquero, José J. de Olañeta, Editor, p. 62.

[4] Tolstói, L. (2003). La escuela de Yásnaia Poliana. Palma de Mallorca: Editorial El Barquero, José J. de Olañeta, Editor, p. 73.

[5] Ibidem, p. 138.

[6] Ibidem, p. 82.

7. CONCLUSIONES


En la escuela que Tolstoi funda no se observan diferencias entre niños y niñas, ambos están escolarizados de igual forma y reciben el mismo trato, en contraste con la evolución social del papel de la mujer en esta época histórica.
Nuestra hipótesis inicial sobre su metodología se ve corroborada durante todo el estudio histórico realizado. Fue un contraste con la educación de la época creando un antes y un después en la forma de plantear la escuela posteriormente.
También cabe destacar la influencia que su modelo de escuela tuvo posteriormente en distintos movimientos pedagógicos basados en la escuela libertaria.

8. BIBLIOGRAFÍA


Colom Cañellas, A. J.(coordinador); Bernabeu, J. L.; Domínguez, E. y Sarramona J. (2002) Teorías e instituciones contemporáneas de la educación. Barcelona: Ariel educación.

Esteban, L.; Lopez Martín R.(1994) Historia de la enseñanza y de la escuela. Valencia: Tirant lo Blanch
Bowen, J. (1985). Historia de la educación occidental. Tomo III, el Occidente moderno, Europa y el nuevo mundo (siglos XVII-XX). Barcelona: Empresa Editorial Herder S.A.
Tolstói, L. (2003). La escuela de Yásnaia Poliana. Palma de Mallorca: Editorial El Barquero, José J. de Olañeta, Editor
http://www.casadellibro.com/libros/tolstoi-leon/tolstoi32leon
http://www.biografiasyvidas.com/biografia/t/tolstoi.htm
http://www.ibe.unesco.org/publications/ThinkersPdf/tolstoys.pdf
http://www.buenastareas.com/ensayos/Contexto-Politico-Social-Del-Mundo-En-El/1430651.html
http://es.scribd.com/doc/18457961/CONTEXTO-HISTORICO-SIGLO-XVIII-Y-XIX
PARTICIPANTES:
Ana Bokesa Belope
Celia Báez López
María Camós Jiménez-Carlés
Jorge Rebollo Gutiérrez
Laura Teso Salmerón